“La municipalidad es nuestra”, dicen Accastello y Gill

Parafraseando a Luis XIV quien dijo “El Estado soy yo” hoy se debe sufrir la soberbia y pedantería de este gobierno como lo fue el del Absolutista Rey Francés.

El Concejo Deliberante sigue autorizando licencias a un ex intendente, “renegado” de su función por la que fue electo y “nombrando” un comisionado títere.

Martin Gill y su delegado Pablo Rosso

Al exceder sus atribuciones imitan los golpes de Estado de los gobiernos militares y cargan en sus hombros los escombros de la Carta Orgánica Municipal a la que no respetan y ultrajan.

¡El pueblo y el tiempo se lo demandarán!

Son ladrones de la cosa publica, de sus leyes, y de sus instituciones, porque solo les interesa el bien propio. Mas temprano que tarde deberán rendir cuentas, porque se los nombro ADMINISTRADORES NO DUEÑOS del gobierno.

¡En Villa Maria vivimos la IMPUNIDAD del poder de las MAYORIAS!

Bautizaron “Ciudad del Conocimiento” y sumamos silencios y mentiras. Bautizaron “Ciudad del Aprendizaje” y aumentamos ignorancia y prepotencia. Aprendizaje y conocimiento conceptos profundos que también robaron.

Gobernador Juan Schiaretti, Ministro Eduardo Accastello

Sólo queda el camino urgente de la justicia y aun de la propia intervención del Gobierno Provincial, pero son del mismo palo…que esperar.

La grieta que construyeron solo sirve para el miedo y la desesperanza y les conviene a estos políticos extremistas para hundirnos en la incertidumbre y profundizar el daño. Son generadores de CONFLICTOS.

Mientras tanto ,considerando estos hechos como muy relevantes y que atentan directamente con los valores de la republica, declaramos socialmente a Martin Rodrigo Gill como persona NO GRATA para convivir en un estado democrático y particularmente en la sociedad villamariense.

Asimismo a su compañero de ruta, el ex intendente municipal hoy ministro, Luis Eduardo Accastello, quien viene MINTIENDO DESCARADAMENTE para sostener esta situación , lo declaramos PERSONA NO GRATA.

Estos dos dirigente están matando nuestra débil democracia. Hay muchos cómplices más , secuaces y coparticipe de este atropello institucional. Gracias a ellos estamos de luto.

Concejales del bloque opositor «Vamos Villa Maria»

La sociedad organizada y solidaria, acabara con estos atropellos, simplemente aplicando la Ley como corresponde. Pedimos coraje para enfrentar esta barbarie de gestión. Será imprescindible el compromiso ciudadano para revertir esta realidad. Solo la democracia lo permite y hace posible. ¡ Volveremos al Estado de Derecho!

Vecino Villamariense

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *